El Hotel Regina de Barcelona es un cuatro estrellas con encanto que destaca por su perfecta combinación de elegancia atemporal y diseño contemporáneo.

El Hotel Regina fue construido en 1917 en los cimientos de un edificio regio en la calle Bergara número 4. Siempre ha dado mucha vida a la zona. El barrio ya era conocido por sus cafés, teatros y restaurantes, pero el hotel favoreció el encuentro entre los visitantes de Barcelona y sus ciudadanos.

Ha visto el crecimiento de Barcelona durante las diferentes etapas que han marcado la historia de la ciudad. Desde el corazón de la renovación urbanística hasta el gran reconocimiento de Barcelona gracias a los Juegos Olímpicos de 1992. Otro hecho destacable es que durante la guerra civil, el Regina se convirtió en hospital improvisado que logró salvar la vida de muchas personas.

En esta ciudad siempre viva y cambiante, el Regina ha sabido conservar en cada detalle lo mejor de cada época. El Hotel conjuga la vitalidad de las Ramblas, el modernismo del Paseo de Gracia, el encanto del Barrio Gótico y el señorío de Rambla Catalunya.

Tras una preciosa marquesina modernista, que aún conserva, el hotel hospedó la mayoría de las celebridades españolas que venían a Barcelona. Actrices, cantantes, políticos, escritores… todos atraídos por la tranquilidad, el confort de su espacio y su magnífica ubicación.

Su fachada modernista presume de un interior que fue renovado en 2006 por el arquitecto y decorador Jordi Veciana. Se podría definir como un clásico actualizado.

El lujo del Hotel Regina está en los detalles: en las paredes de índole modernista, en los sofás chester de cuero o en el tacto de las maderas naturales.